Uncategorized

Variaciones regionales de la industria postal

La industria postal en todo el mundo ha sufrido cambios radicales en los últimos años, demostrando su capacidad para adaptarse a las nuevas realidades mediante la defensa de su negocio existente y la entrada en nuevas áreas.

Ahora, sin embargo, está alcanzando un nuevo hito único.

De acuerdo con las Perspectivas Estratégicas de la CIP para el Mercado Postal hecho que se valoró para el año 2014, la contribución promedio del correo postal a los ingresos de los grupos postales tuvo una caída en donde muchos lugares que desempeñan los servicios postales llegaron a un punto de critico cerca de la quiebra por lo que tuvieron que solicitar  varios prestamos online.

Esto significó que ante otros segmentos de negocios híbridos, financieros y logísticos, está superando el correo en términos de ingresos.

Tal transformación ha tenido implicaciones no sólo para la organización, los modelos de negocio y la fuerza de trabajo del correo tradicional o del servicio de paquetería, sino también para sus identidades.

La proximidad a las personas, especialmente en las zonas rurales y remotas, a través de la entrega del correo o el acceso a los servicios financieros básicos, ha forjado la identidad postal y siempre ha sido uno de los principales activos del correo postal en mercados cada vez más competitivos.

Los correos postales pueden aprovechar esta proximidad con el cliente para desarrollar nuevos e innovadores servicios y definir nuevas funciones para ellos mismos, como servicios de asistencia a los ciudadanos o contribuir a las agendas de inclusión financiera o de facilitación del comercio para los segmentos más vulnerables de la población en el marco de La agenda de las Naciones Unidas para el desarrollo sostenible 2030.

El principal desafío para los correos postales en los próximos años será, por lo tanto, mantener su fuerte identidad y visibilidad entre los ciudadanos mientras continúan con su diversificación.

Aunque en los últimos cinco años se han logrado avances significativos, en particular en las economías avanzadas, los países en desarrollo no han logrado crecer en sus mercados, a pesar de su intención estratégica, que se manifiesta claramente en los servicios postales de comercio electrónico:

  • Como generador de ingresos adicionales y como impulsor clave de la sostenibilidad a largo plazo;
  • Como herramienta para diversificar, proteger el núcleo y potenciar la confianza y las competencias; y
  • Como un medio para ampliar los servicios electrónicos a los clientes.

Por ejemplo, según un estudio reciente hecho en Estados Unidos, el alcance global de los servicios de seguimiento y rastreo ha aumentado en los países árabes (del 64% al 86%) y casi se ha estabilizado en otras regiones, entre el 80% (África) y 100 % (Países industrializados y Europa y CEI).

En circunstancias “agitadas” del mercado, es probable que esto no sea suficiente para recuperar la competitividad.

Persisten discrepancias preocupantes entre las intenciones estratégicas y la realidad.

Dos regiones (países árabes y África) en particular no han mantenido las oportunidades en el mercado. En el Oriente Medio, el volumen de paquetes ha experimentado un descenso de dos dígitos en los últimos años, mientras que la competencia ha crecido sustancialmente. Aramex, por ejemplo, ha crecido a más de 13.000 empleados.

Su beneficio neto del tercer trimestre de 2015 aumentó un 7% interanual, pasando de 18.9 millones de dólares en el tercer trimestre de 2014 a más de 20.3 millones de dólares en ingresos por más de 937 millones de dólares en el tercer trimestre de 2015.

Estás son las tendencias y así se está moviendo el mundo del correo postal, en donde se están agitando las aguas y a su vez, surgen nuevas oportunidades tanto para los participantes que aún sobreviven como para aquellos que están buscando su lugar dentro de esta gran maquinaria que es la industria postal