Mejor mi gusano naranja
Uncategorized

Mejor mi gusano naranja

Por alguna razón, a mi edad, yo ya debería tener un auto propio o mínimo saber manejar pero la verdad es que no me interesa. Sé bien que es indispensable para alguna necesidad o emergencia, que hay varios préstamos o formas fáciles de tener uno como el leasing, pero siento que el tener coche es más un gusto, un placer; incluso un lujo para la sociedad en la que vivimos.

Además de todo, el tráfico no está como para soportar un auto más. Te haces cincuenta horas de recorrido siempre, a la hora que sea y en donde sea. No hay momento en el que los coches no estén detenidos.

Es una opinión aunque puede que ya esté acostumbrado a utilizar el transporte público, pero siento que, a veces, es mejor el gusano naranja que el tráfico de afuera.

No desmiento que luego está a reventar, que hay mucha gente, que no cabemos y que quieres aventarte por la ventana del vagón. En tiempos de calor estar atrapado ahí es todo un suplicio pero, aún con todos esos puntos negativos, puedes aprovechar un poco más el tiempo.

Yo que soy maestro, reviso la tarea de mis alumnos cuando estoy en el metro. Busco el momento en que se vacía el vagón y comienzo a hacer mis deberes. Si viene muy lleno, me pongo a leer en el celular para no molestar con el libro, o a escribir mis reportes gracias a las aplicaciones que tiene el aparato.

En cambio, si me moviera en auto, esto no lo podría hacer, ya que manejar requiere de mi completa atención y cuando voy en el metro puedo concentrarme en mis tareas.

Los dos tienen sus ventajas y sus desventajas pero digan lo que digan yo seguiré utilizando el transporte público, además, en caso de urgencia, puedo utilizar el Uber.